Cambios en gusto y olfato

Nuestros niveles de estrógeno y saliva están relacionados, lo que significa que algunas mujeres notarán menos flujo de saliva de las glándulas salivales. Todas las personas necesitamos saliva para descomponer los alimentos en sustancias químicas individuales. Las papilas gustativas detectan esos químicos como sabores diferentes.

Si tenemos menos saliva y nuestras membranas mucosas se secan, sentiremos menos sabor o uno diferente. Las papilas gustativas no se regeneran tan rápido como lo hacían antes de la menopausia por lo que habrán sabores que ya no te gusten pero muchos otros por descubrir.

{{ article.metafields.custom.fact_marquee_s_ntoma.value }}

GOLDEN TIPS

Dato curioso

{{ article.metafields.custom.dato_curioso | metafield_tag }}