Náuseas y problemas digestivos

Hay muchas teorías sobre por qué sucede. Una es que los bajos niveles de progesterona provocan problemas gastrointestinales como hinchazón, acidez estomacal e indigestión que causan una sensación de náuseas. También se puede deber a que los bajos niveles de estrógeno asfaltan el camino para la fatiga, la ansiedad y el cortisol. Cuando pasamos de la perimenopausia a la menopausia, es posible que las náuseas disminuyan y sean reemplazadas por estreñimiento y dolor de estómago.

{{ article.metafields.custom.fact_marquee_s_ntoma.value }}

GOLDEN TIPS

Actualizar descripcion de esta sección y poner loque querramos para hacerlo más disruptivo

Dato curioso

{{ article.metafields.custom.dato_curioso | metafield_tag }}