Escalofríos

Cuando disminuye el estrógeno, los vasos sanguíneos se vuelven menos elásticos y es más difícil que se contraigan o se dilaten por los cambios de temperatura. Esto puede provocar una sensación de frío o escalofríos, especialmente en las manos y los pies. El estrés también puede ser una causa. Hace que el cuerpo libere adrenalina, provocando una contractura de los vasos sanguíneos y con esto, una sensación de frío.

Otra razón podría ser la glándula tiroides. Se encuentra en el cuello y produce dos hormonas: tiroxina y triyodotironina, que ayudan a regular el metabolismo del cuerpo. Es decir, controlan la velocidad a la que las células utilizan oxígeno, producen calor y descomponen alimentos que proporcionan energía al cuerpo. Si los niveles de estas hormonas bajan, generan una sensación de frío.

{{ article.metafields.custom.fact_marquee_s_ntoma.value }}

GOLDEN TIPS

Dato curioso

{{ article.metafields.custom.dato_curioso | metafield_tag }}